trabajo en equipo

Las bolsas de valores

Teoría del Dow

La Teoría del Dow es la base del estudio técnico del mercado. Charles H. Dow ideó su Teoría para medir las tendencias generales de negocios y se le atribuye la invención de las medias de mercados de valores.

Los principios básicos de la Teoría del Dow son los siguientes:

1. Las medias descuentan todo.

Con sus fluctuaciones diarias descuentan todo lo conocido, todo lo predecible y cada condición que pueda afectar a la oferta y la demanda. Todo está valorado y sus efectos posibles descontados.

2. Las tendencias.

El mercado oscila en tendencias. Tenemos tres tendencias, Mayores o Primarias, Secundarias y Menores.

Las tendencias primarias son las más importantes, son los movimientos del mercado hacia arriba o hacia abajo que suelen tener una duración de tiempo de un año o más y traen consigo grandes apreciaciones y depreciaciones de los valores.

Las tendencias secundarias son movimientos contrarios a la tendencia Primaria, en el caso de los mercados alcistas son correcciones y en los mercados bajistas, recuperaciones.

Estas tendencias secundarias suelen tener una duración que va desde las tres semanas a los tres meses y vuelven a trazar desde un tercio a tres tercios del movimiento anterior.

Las tendencias Menores aparecen en las tendencias Secundarias y son fluctuaciones del día a día que para el inversor a medio plazo no deben tener importancia.

En la medida en que los precios de las correcciones se detienen por encima del nivel de la corrección anterior, la Tendencia Primaria será alcista. Por ejemplo la acción X esta a 10 Euros y empieza a subir hasta 14, aquí se gira y baja hasta 12 donde la demanda vuelve a entrar con fuerza llevando el precio a 17, de nuevo en este punto las ordenes de venta superan a las de compra corrigiendo el valor y arrastrándolo hasta 15.

Esta tendencia será alcista, la segunda corrección ha dejado el precio a un nivel más alto que la primera. A la inversa, cuando cada recuperación intermedia no logra alcanzar el nivel de la antigua recuperación, estaremos en un mercado con tendencia bajista.

Debemos señalar que al inversionista a largo plazo sólo le preocupa la tendencia Primaria e intentara comprar acciones cuando crea que ha empezado una tendencia alcista sólida y no venderá hasta que el mercado de señales evidentes de que la tendencia Primaria se ha agotado y ha empezado una tendencia Bajista.
Este tipo de inversor deja de lado las reacciones Secundarias y no tiene siquiera en cuenta las menores. Esta claro que dejara el último duro para otros, lo cual muchas veces, sino siempre, es lo más acertado.

El operador sin embargo también intentará aprovechar las tendencias secundarias en aras de conseguir un mayor beneficio pero con el riesgo que esto conlleva. Se puede perder parte de una subida por intentar arañar uno o dos puntos.

Para entender mejor el concepto de las tres tendencias utilizaremos un ejemplo muy utilizado por ser de fácil comprensión.

Imaginemos una playa, cualquiera podrá saber si la marea esta subiendo o bajando en función de donde lleguen las olas, así si cada ola lleva el agua más lejos en la arena concluiremos que la marea esta subiendo, marcamos con una línea donde van llegando las olas, llega un momento en que una ola posterior a otra no alcanza su nivel y a partir de aquí poco a poco las olas cada vez llegan menos lejos en la arena, la marea esta bajando.

La marea podríamos decir que es la tendencia primaria, es la más larga va dejando las marcas cada vez más lejos en su fase creciente y cuando cambia la tendencia llega cada vez a menos distancia. Pero en la marea hay olas, estas van y vuelven, de este modo una ola deja una marca y se vuelve atrás, estas olas serían las correcciones de valor, en un momento de marea alta, las olas vuelven pero la marea llega cada vez más allá, cuando baja la marea las olas siguen avanzando pero el movimiento general es cada vez menor.

Y dentro de las olas a las que hemos comparado con las tendencias secundarias hay rizos, la espuma blanca que va en la cresta, esto serían los movimientos Menores que para el inversor, es decir quien se fija en la marea, no tienen apenas significado, los operadores para nosotros serían como surfistas que quieren aprovechar al máximo todas las olas aún a riesgo de caerse.

3. El Mercado Alcista.

Las tendencias Primarias suelen constar de tres fases, la primera es la fase de acumulación, en esta fase el valor suele estar muy bajo, la gente sigue siendo negativa respecto al negocio, los informes que salen son malos, pero recordemos que a nosotros nos interesa el futuro. En esta fase el volumen de transacciones es moderado.

La segunda fase supone un avance y un aumento del volumen de actividad cada vez mayor, los beneficios son mayores, la gente piensa que los precios a los que llegó el mercado eran muy bajos y han empezado a comprar y con las subidas se meten en el mercado cada vez mas inversores deseosos de obtener beneficios.

Por último en la tercera fase el mercado se dispara en volumen, todas las noticias son buenas y los avances en el precio son también espectaculares, aquí es donde el público en general entrará en el mercado atraído sin duda por los enormes beneficios que pudieron haber conseguido de haber entrado anteriormente. Sin embargo es en esta última etapa donde el inversor consciente empezará a realizar beneficios, es una fase de mucha especulación, el volumen sigue aumentando pero las acciones de las grandes compañías empiezan a dar signos de debilidad, los precios están muy altos ya y no suben con la fuerza de antes.

4. El Mercado Bajista

Las tendencias Primarias Bajistas suelen tener también tres fases. La primera es el periodo de Distribución, que comienza en la última etapa del mercado Alcista anterior, en esta fase los inversores precavidos se dan cuenta que el precio al que están las acciones ahora mismo es demasiado alto y empiezan a vender, el volumen es todavía alto pero los inversores se empiezan a desesperar cuando ven que no están alcanzando los beneficios esperados.

La segunda fase es de pánico, se incrementa de forma notable el número de vendedores lo que lleva a descensos verticales acompañados de un volumen enorme, esta fase puede acabar en una recuperación secundaria o un movimiento lateral.

La tercera fase empieza después de esta corrección, los inversionistas ven que el mercado no se recupera como ellos esperaban y cunde el desanimo, los precios vuelven a bajar pero de forma menos rápida que en la fase anterior.

En este momento los inversionistas prefieren posicionarse en valores sólidos por la creencia general que resistirán mejor la caída. El Mercado bajista acabará cuando se hayan descontado todas las noticias negativas y acabara por norma general antes de que estas malas noticias salgan a la luz.

5. Principio de Confirmación

Las medias deben confirmar. Este principio nos quiere decir que para que la señal de cambio de tendencia sea valida, la acción de una sola media no es suficiente, es decir si parece que el sector eléctrico se esta dando la vuelta porque su gráfico muestra una recuperación, el segundo mínimo es mayor que el primero y tiene dos máximos consecutivos más altos pero el sector tecnológico no confirma esta tendencia, la Tendencia Mayor del Mercado seguirá siendo bajista. Sólo cuando los índices de los sectores clave den todos o al menos la gran mayoría señal de vuelta, entonces podremos decir que esta cambiando la tendencia.

No es necesario que los índices confirmen el mismo día, a veces uno se retrasa durante un tiempo. Debemos ser pacientes y esperar hasta que el Mercado se decante de forma definitiva.

6. El Volumen se mueve con la Tendencia

Quiere decir que el volumen tiende a crecer a medida que se desarrolla la tendencia primaria. En un mercado Alcista el volumen aumenta cuando aumentan los precios y disminuyen cuando estos lo hacen y en un mercado bajista ocurre justo lo contrario, el volumen aumenta con la bajada de precios y disminuye con la subida.

Este principio lo aplicaremos en las tendencias Primarias ya que en las Secundarias y en las Menores no tiene porque cumplirse.

7. Las “líneas” reemplazan a las Secundarias

Una línea es un movimiento lateral, en el transcurso del cual los precios fluctúan entre dos precios con una anchura más o menos del 5%. Las líneas indican que la oferta y la demanda está más o menos equilibrada. Por eso un avance a través de una línea por el límite superior será una señal alcista y si se escapa por el límite inferior será bajista.

Cuanto más larga y más estrecha sea la línea mayor significado tendrá su ruptura. Por lo general cuando esta se produce, suele estar seguida de un movimiento más fuerte en la misma dirección.

Estas líneas se suelen desarrollar con frecuencia como tendencias secundarias de un avance primario, de ahí que las reemplacen.

8. Una tendencia esta vigente hasta que definitivamente en cambio de dirección.

Esto es solamente un aviso para no tener que estar cambiando la posición constantemente y se tenga paciencia que si bien es una virtud siempre, en las operaciones esta sé acentúa.

9. La Teoría del Dow sólo tiene en cuanta el precio de cierre.

En esta teoría no se tiene en cuenta el precio de apertura, el máximo alcanzado en la sesión o el mínimo, simplemente se fija en el precio de cierre.

Nosotros para nuestros estudios utilizaremos gráficos de barras que muestran la evolución del día en el gráfico mediante una barra que marca el máximo del día, el mínimo y finalmente una pequeña marca nos indica a que precio cerró.

anterior | siguiente

 

Todos los derechos reservados contacto publicidad

Tipos de interes | Euribor Actual | Tu Asesor Financiero |Asesor Financiero y Bolsa | Las Bolsas de Valores

Fondos Mutuos | Auditoria Administrativa | Intereses e Hipotecas | Informe de Auditoria

Tasa de Desempleo | Producto Interno Bruto